Sativa e Indica

Sativa e Indica: todo lo que necesitas saber

Los términos más comunes que escuchará cuando se sumerja en el mundo de la marihuana medicinal son Sativa y Indica. Estos nombres se refieren a los dos tipos principales de cannabis, y cada uno proporciona diferentes efectos y beneficios. Si bien estas clasificaciones son amplias, pueden darle una idea de qué esperar al usar cada una, ayudándole a determinar qué tipo de marihuana debe comprar para usted.

A continuación hay una guía simple para ayudarlo a comprender todo lo que necesita saber sobre Sativa e Indica:

Indica

Indica es un tipo de planta de cannabis que crece en climas fríos, particularmente en regiones montañosas. Las plantas índicas son más cortas y tienen una estructura de flores o brotes mucho más densa que la Sativa.

Los principales efectos de Indica en el cuerpo incluyen alivio del dolor, sedación, relajación y euforia. Se sabe que son el tipo de marihuana que es mejor para dar a los usuarios una sensación de calma y tranquilidad, lo que hace que las Indicas sean una gran sustancia para aliviar el dolor crónico y la inflamación. Indica también puede ayudar a inducir el sueño y combatir el insomnio.

Sativa

Este tipo de cannabis se encuentra típicamente en regiones con climas tropicales. Las sativas tienen una estructura más alta, lo que las hace parecer árboles. A diferencia de las Indicas, las Sativas son menos densas cuando se trata de la estructura del brote.

Los principales efectos de Sativa incluyen un estado de ánimo elevado, euforia y apetito inducido. Sativa es perfecta para tratar los trastornos del estado de ánimo y también es excelente para combatir las náuseas y las migrañas.

Híbridos

Híbridos son cruces entre Indica y Sativa. Ofrecen una combinación de los efectos de ambas clasificaciones. Sin embargo, la fuerza de los efectos de un híbrido dependerá del tipo más dominante. Por ejemplo, si un híbrido es más sedante que induce el apetito, se inclina más hacia Indica que Sativa, aunque puede tener atributos de ambos.

Además, los diferentes tipos de cannabis tienen más espectro entre los efectos que dependen de factores contribuyentes, como sus plantas madre. Estos se conocen como "cepas" y varían según el perfil de la planta de un híbrido específico.

Factores contribuyentes a la clasificación de deformación

Los siguientes son algunos ejemplos de factores que contribuyen a la clasificación de las cepas:

Cannabinoides o los compuestos químicos que se encuentran en las plantas de cannabis. Estos compuestos actúan sobre los receptores en el cuerpo y los dos receptores bien conocidos de la marihuana incluyen Cannabidiol (CBD) y Tetrahidrocannabinol (THC)

La principal diferencia entre estos dos compuestos es que el THC tiene efectos psicoactivos en el usuario y el CBD no. El THC también es lo que ayuda a aliviar el dolor y estimular el apetito, mientras que el CBD se inclina más hacia los beneficios medicinales.

Otro factor que contribuye a la clasificación de la cepa es Terpenos, que es el olor de una variedad específica de cannabis. Los compuestos de terpenos afectan el aroma de una planta de cannabis y también actúan sobre los receptores, proporcionando beneficios medicinales como la elevación del estado de ánimo y el alivio del dolor.

Conclusión

Sativa e Indica son las dos puertas para todo el mundo de la marihuana. La combinación de ambos tipos puede conducir a diversas cepas que brindan una variedad de beneficios, dependiendo del tipo dominante. Conocer la diferencia entre Sativa e Indica le dará una mejor comprensión de las diferentes cepas y lo que sería adecuado para sus necesidades.

Si estas buscando Semillas de CBD o semillas de cáñamo en el Reino Unido, póngase en contacto con nosotros en Coffee Shop Seeds hoy! Tenemos una amplia selección de semillas que seguramente satisfarán su experiencia.

We & #039; re Social - Spread the Love