Planta de cannabis en etapa de plántulas

Nuestra guía para dominar la etapa de plántulas de cannabis

La etapa de plántulas de cannabis y #8211; Cultivar marihuana puede ser desafiante y confuso, especialmente cuando no sabes qué esperar. A veces, crees que lo tienes todo bien hasta el momento de la cosecha, solo para descubrir que has producido mucho menos de lo que querías, tanto en calidad como en cantidad.

No hay duda de que cultivar cannabis puede ser un proceso complicado, especialmente si es la primera vez que lo prueba. Sin embargo, si sigue el proceso correcto y las pautas sobre cómo cultivar su propia planta de cannabis, entonces puede estar orgulloso de saber que puede lograr una cosecha buena y de calidad cada vez. Ten en cuenta que cultivar cannabis no es algo que hagas de improviso. Comprar el tipo correcto de semillas y cultivar requiere mucha planificación cuidadosa. La planta de cannabis, como cualquier otro tipo de planta, también necesita la cantidad adecuada de preparación e ingredientes para que florezca y cumpla con un cierto estándar de calidad.

Las etapas de cultivar una planta de cannabis

Hay varias etapas para cultivar cannabis. La preparación comienza por decidir qué semilla comprar y termina en la cosecha. Estas son las etapas del cultivo de una planta de cannabis:

Elegir las semillas de marihuana

  • Semillas germinadas
  • Semillas humectantes
  • Etapa de plántulas
  • Etapa vegetativa
  • Etapa de floración
  • Cosecha

Elegir dónde quieres cultivar tus plantas es el primer factor principal en este proceso. Muchas personas optan por cultivar sus plantas en interiores debido a la privacidad y a un mejor control de los cultivos. Algunas personas eligen el aire libre porque los requisitos son más simples, y algunos dicen que el cannabis cultivado al aire libre tiene un mejor sabor.

Dado que explicar cada etapa en profundidad llevaría bastante tiempo, hoy vamos a centrarnos en una etapa muy importante: la etapa de plántulas.

Canabis Etapa de plántulas

La etapa de plántulas del cultivo de cannabis sigue la etapa de germinación. Es la etapa en que los brotes comienzan a crecer un segundo conjunto de hojas, que se ven ligeramente diferentes a los cotiledones embrionarios. Si bien sus plantas de cannabis son plántulas, deberá vigilarlas cuidadosamente, ya que esta es una de las etapas más vulnerables del proceso de crecimiento. Las plántulas son más propensas a sufrir enfermedades y daños que en cualquier etapa del ciclo de la planta.

Hay tres pasos muy importantes para dominar la etapa de plántulas de cannabis. Echemos un vistazo más de cerca a continuación:

Elige el bote adecuado para el bote

Elegir el contenedor adecuado y el medio de cultivo para su planta de cannabis es una parte importante del proceso. El suelo es la opción más común y popular para germinar semillas de marihuana debido a su simplicidad.

Si está tratando de cultivar semillas de cannabis de floración automática, cualquier tipo de maceta que pueda acomodar una planta adulta será adecuada. Cuando eliges una maceta en la que puedan crecer tus semillas de floración automática, podrás ver un crecimiento considerable en las primeras tres semanas de vida de tu plántula.

El tamaño de la maceta debe estar entre 1 y 5 litros, independientemente del método de cultivo que elija o la cepa que use. El cultivo de semillas que fluyen automáticamente significa que el tamaño es importante ya que la maceta tendrá un gran impacto en el tamaño de su planta, la cantidad de veces que la riega y, lo más importante, su rendimiento general.

Las macetas de aire son ideales para las semillas autoflorecientes porque proporcionan más oxígeno a las raíces. Más oxígeno significa una planta más saludable que produce más brotes.

Si está cultivando un cultivo a partir de semillas feminizadas, puede optar por una maceta inicial más pequeña. Dado que es extremadamente fácil trasplantar plántulas de cannabis feminizadas o regulares de maceta a maceta, no es necesario que las macetas de inicio sean de tamaño completo.

Regular las condiciones ambientales.

Las plántulas de cannabis son extremadamente delicadas, por lo que sus condiciones ambientales deben ser bastante específicas. Hay dos aspectos particulares que requerirán su atención: iluminación y riego.

Las plántulas pueden ser pequeñas plantas de cannabis, pero necesitan un tipo específico de iluminación para crecer adecuadamente. Sus homólogos adultos necesitarán una mayor intensidad de luz, pero durante las primeras etapas, puede usar una simple luz CFL en el espectro de luz azul.

Regar las plántulas de cannabis puede ser bastante difícil. De hecho, los productores primerizos a menudo informan que es uno de los desafíos más difíciles que enfrentan. Controle de cerca la cantidad de agua que vierte, ya que es muy fácil regar en exceso sus plantas. Las raíces no tienen la capacidad de manejar demasiada agua y afectará la calidad de sus plantas. Presta mucha atención al ritmo o ciclo entre húmedo y seco. Un riego adecuado asegurará que su planta prospere.

Proporcionar a las plántulas los nutrientes adecuados. 

Sus plantas de cannabis no producirán cogollos potentes y de calidad sin la ayuda del conjunto adecuado de nutrientes. Las plántulas de cannabis, sin embargo, hacen bien en producir sus propios nutrientes sin tener mucha interferencia. Dicho esto, a medida que tu planta crezca, necesitará más nutrientes que los que solo el suelo puede ofrecer.

No sobrealimente sus plántulas. Hacerlo terminará la vida de tus plántulas de cannabis prematuramente. Verifique que esté suministrando los nutrientes adecuados, ya que algunos de los nutrientes bien intencionados disponibles en el mercado podrían envenenar las plántulas.

Embarcarse en esta nueva actividad es divertido y gratificante si simplemente sigue las pautas.

Si está buscando semillas rqs, semillas de cáñamo o semillas de cbd, póngase en contacto con Coffee Shop Seeds para ver cómo podemos ayudarlo.

We & #039; re Social - Spread the Love